X

Ingrese su información de contacto

Nombre

Correo electrónico

Asunto

Mensaje

Quejas y reclamos

Nombre

Correo electrónico

Queja

Campaña UCR Libre de Plástico pretende minimizar el uso de este material

Publicado: 2018-06-13

 

 

Los miembros de la comunidad universitaria que participaron en el lanzamiento de esta iniciativa recibieron una botella de vidrio decorado con las siglas UCR para desincentivar el consumo de polímeros. Foto: Laura Rodríguez/ODI.

Una reducción sustancial del plástico en las diferentes sedes y recintos de la Universidad de Costa Rica (UCR) es lo que espera la institución con la puesta en marcha de la campaña “UCR Libre de plástico”, la cual coordina la Unidad de Gestión Ambiental (UGA), con el apoyo de la Oficina de Divulgación e Información.

El lanzamiento de esta iniciativa se realizó el martes 5 junio, en el marco del Día Mundial del Ambiente y de la Semana Ambiental, que concluyó el pasado sábado 9 de junio. No obstante, la política aplica en la institución desde el 16 de enero de este año, cuando el vicerrector de Administración, Dr. Carlos Araya, firmó la circular VRA-1-2018 para eliminar y evitar la compra de objetos plásticos o desechables como pajillas, removedores, bolsas, vajillas plásticas, plástico adhesivo para alimentos, cápsulas, y envases de alimentos y bebidas, entre otros.

De acuerdo con el Dr. Araya, esta campaña pretende crear conciencia en toda la comunidad universitaria sobre la importancia de evitar el uso de estos materiales que contaminarán el planeta durante siglos, y que tienen efectos negativos sobre la población y el ambiente desde ahora, principalmente en especies marinas.

“Queremos incentivar a la comunidad universitaria sobre la importancia de eliminar este tipo de materiales. Con nuestros concesionarios de sodas y restaurantes, este será uno de los aspectos que indicaremos en los carteles de licitación. Pero la restricción de plásticos de un solo uso no significa una eliminación total, porque hay botellas y empaques de comida que empresas externas venden empacados en este tipo de materiales”, dijo el vicerrector de Administración.

Para la institución, este paso implica un enorme reto a las costumbres contaminantes adquiridas por años: cambiar los productos de un solo uso por envases o herramientas que sean biodegradables, renovables o reutilizables.

Pero la UCR no está sola: este esfuerzo está enmarcado en las políticas ambientales que emanan desde la Organización de las Naciones Unidas y que el gobierno de Costa Rica anunció que implementaría desde la semana pasada. De acuerdo con Emilia Martén, coordinadora de la UGA, para que estas normativas tengan éxito, es necesario revisar las estrategias sobre la adquisición de estos materiales o recipientes, de manera que esta se restrinja o se evite totalmente.

“Debemos eliminar la compra de vajillas desechables plásticas. No hay justificación para tener estos materiales si podemos usar otros similares en papel y alternativas que son biodegradables o compostables. Tenemos una lista de 25 empresas que ofrecen productos amigables con el ambiente en utensilios como removedores de madera o platos de cartón. Ahora estamos buscando en el mercado aquellas empresas que ofrecen este tipo de sustitutos”, describió Martén.

La coordinadora de la UGA hizo un llamado a cada integrante de la comunidad universitaria a hacer conciencia en el consumo responsable de todo tipo de productos, algo fundamental para generar un verdadero cambio en la producción de desperdicios de muy lenta descomposición.

“Tenemos que aprender a rechazar y a analizar qué estamos consumiendo. Tal vez estamos demasiado acostumbrados a la pajilla o al removedor del café. Antes usábamos una cucharita, que se lava igual que el tenedor y el cuchillo de metal. Debemos replantearnos esas cosas: ¿por qué tomar cinco bolsas en el supermercado si podemos llevar una bolsa de tela, que aguanta el mismo peso, y hacer el mismo traslado por igual cantidad de carga?”, cuestionó Martén.

La universidad se compromete así a tener una gestión adecuada de sus residuos, ya sea que estos lleguen a un relleno sanitario o a un gestor autorizado de reciclaje. Esto significa que en cada actividad institucional, sus organizadores deben asegurarse de no utilizar o rechazar plásticos de un solo uso, y más bien reemplazarlos por aquellos que se degradan.

Es importante recordar que los plásticos de un solo uso no son reciclables y que únicamente lo son aquellos materiales con el código 1, 2 o 3 dentro o abajo del signo de las tres flechas en triángulo que forman el conocido logo del reciclaje. Para la UCR, el próximo paso en la restricción de materiales altamente contaminantes será la eliminación de las bolsas plásticas, algo que podría ocurrir en un año o menos.

Pablo Mora Vargas
Periodista, Rectoría
prensa.rectoria@ucr.ac.cr


Documentos relacionados:

UCR inauguró la Plaza de la Autonomía: una joya académica, cultural y de socialización
UCR Rectoría