X

Ingrese su información de contacto

Nombre

Correo electrónico

Asunto

Mensaje

Quejas y reclamos

Nombre

Correo electrónico

Queja

Nuevo Doctor Honoris Causa de la UCR, Joseph Stiglitz: Desigualdad es el principal reto del siglo XXI

Publicado: 2018-04-30

 

 

El Premio Nobel de Economía de 2001 hizo un llamado al gobierno entrante para forjar un nuevo consenso nacional para el desarrollo sostenible. Foto: Anel Kenjekeeva/ODI.

“Costa Rica debe responder a los retos fiscales de manera que se refuercen sus ventajas comparativas dinámicas y que, simultáneamente, se enfoque en revertir la creciente desigualdad”. Así lo mencionó el reconocido economista estadounidense Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía en el 2001, tras recibir el doctorado honoris causa otorgado por la Universidad de Costa Rica (UCR) el pasado jueves 26 de abril.

En plena Semana Universitaria, Stiglitz congregó en el Teatro Nacional a cientos de personas para ser partícipes de su conferencia Futuro y retos del desarrollo económico de Costa Rica y la región, en ocasión de aceptar la máxima distinción que esta institución concede a personas destacadas por sus aportes y su notable significación nacional e internacional, en el marco del 75º aniversario de la Facultad de Ciencias Económicas de nuestra universidad.

“Quizá ‘disidencia’ sea una palabra adecuada para describir la labor del profesor Stiglitz a lo largo de sus más de cuatro décadas de carrera. Sus aportes permitieron extender los modelos económicos tradicionales para incorporar la posibilidad de imperfecciones y asimetrías de información: dado que las imperfecciones y los problemas de información son parte del mundo real, sus trabajos han logrado establecer estimaciones más acordes con la realidad en que vivimos”, manifestó el Dr. Henning Jensen, rector de la UCR.

El Dr. Rodrigo Carboni, director del Consejo Universitario, expresó que este órgano acordó conferirle esta distinción por su aporte significativo y vigente a las Ciencias Sociales, en particular a la Economía de la Información, desde una visión proactiva, esperanzadora y humanista, “ya que sus planteamientos, entre otros, permiten el análisis crítico sobre el papel que han jugado los organismos financieros internacionales en el contexto mundial”.

Visiblemente emocionado por recibir este título, Stiglitz mencionó que se trata de un símbolo de los lazos que existen en la comunidad académica internacional. “Estos lazos son el aspecto más evidente de la globalización, pues el conocimiento y las ideas se mueven cada vez más rápido, y es evidencia de que quienes intentan construir muros para el conocimiento, inevitablemente fracasarán”, comentó.

Universidades y desarrollo. En su conferencia, el Premio Nobel de Economía se refirió a grandes rasgos acerca del nuevo pensamiento en el desarrollo de la economía; a algunos desafíos particulares que enfrentan los países en desarrollo y los mercados emergentes en el siglo XXI, y culminó con un enfoque en las fortalezas y retos de la sociedad costarricense en su camino hacia el desarrollo sostenible.

“Hay una oportunidad especial para Costa Rica, en este momento de cambio político, por ser un faro, un ejemplo para el resto del mundo, al decir que hay una manera alternativa de avanzar como sociedad, donde la prosperidad basada en la sostenibilidad y en la armonía entre los diferentes grupos sociales la naturaleza es viable”, expresó Stiglitz.

En sus palabras, la sostenibilidad ambiental es un requisito, y no una opción, pues intentar conseguir el progreso económico sin resguardar el ambiente ha demostrado que incluso procesos como el cambio climático pueden acelerarse de forma desproporcionada.

“El impacto de la tecnología en el mundo golpeará fuerte, y requerirá fuertes inversiones en capital humano. Por eso las universidades tendrán un papel mucho más importante del que han tenido en el pasado. Los países exitosos empiezan a enfocarse en los servicios, y en el caso de los servicios de aprendizaje dinámico, las universidades tomarán mucho protagonismo”, expresó Stiglitz.

En su disertación comentó que los países deben repensar sus estrategias económicas para evaluar sus ventajas comparativas, las cuales deben ser dinámicas, y enfocarse en salud, conocimiento e infraestructura, entre otros. Al abordar las perspectivas de Costa Rica, mencionó que muchos de sus indicadores de bienestar son altos, y ha establecido una reputación favorable debido a sus políticas ambientales y pacíficas, pero acarrea problemas que ponen en entredicho su progreso.

“Hay infraestructura deficiente, lo cual obstaculiza el desarrollo del turismo; algunos dudan de la calidad de educación, lo cual obstaculiza la productividad. Y hay preocupaciones acerca de las regulaciones bancarias, lo cual eleva preocupaciones acerca de la estabilidad financiera. Para mí la desigualdad es el reto central del siglo 21, y si bien Costa Rica ha hecho un buen trabajo en asegurar un mínimo de justicia social, hay consenso en que la desigualdad ha ido incrementando, y si no se aborda, solo podrá empeorar”, manifestó.

Stiglitz llamó la atención en medidas que podrían ser problemáticas, tales como reducir la inversión del gobierno que podrían empeorar la infraestructura o debilitar la educación, así como aumentar impuestos de manera regresiva, pues reduciría la demanda agregada, y aumentaría el desempleo y la desigualdad. Sin embargo recomendó algunos enfoques que podrían ser de utilidad en el marco de la discusión económica del país, tales como aumentar los ingresos a través de un impuesto sobre la emisión de carbono –lo cual además incentivaría a reducir la contaminación-; impuestos progresivos al consumo, e impuestos sobre la propiedad y la tierra.

Stiglitz agregó que es necesario redireccionar y aumentar la inversión del gobierno para enfrentar los principales retos, como la infraestructura y la educación –incluyendo la preescolar- pues de este modo se puede en efecto aumentar la demanda agregada. Además, sistemas de protección social bien diseñados ayudarían a incrementar la movilidad laboral y al mismo tiempo promover la equidad.

“Costa Rica debe establecer su propio marco de trabajo, con un fuerte apego a la democracia y a procesos de consulta. Y hay una urgencia por dirigirse a estos asuntos ahora mismo; el cambio de presidencia es un buen momento para forjar un nuevo consenso nacional”, concluyó.

Estas son algunas imágenes de la visita que realizó el pasado viernes 27 de abril el Dr. Stiglitz a la Universidad de Costa Rica, así como también de su conferencia en el Teatro Nacional, todas cortesía de Anel Kenjekeeva, de la ODI:

Caterina Elizondo Lucci
Periodista, Rectoría
caterina.elizondo@ucr.ac.cr


Documentos relacionados:

Luis Guillermo Solís advirtió sobre posverdad y fake news en última visita a la UCR como presidente
UCR Rectoría